Juan Gómez "debo completar lo que mi viejo dejó inconcluso"

0
0
0
s2smodern


Para muchos, este fin de semana se vivirá una carrera más del campeonato provincial de rally, para Juan Eduardo Gómez será encontrar la paz y brindarle a su padre, Eduardo Gómez un merecido homenaje. “Me educaron de una manera en la cual el honor, la honestidad y la ética me dictan que yo tengo que ir a terminar el rally que mi viejo dejó inconcluso por esas cosas del destino”.
El domingo 30 de noviembre del 2008, el “Negro”, como lo conocían sus amigos sufrió un fuerte accidente cuando disputaba en Tilisarao la penultima fecha del calendario. Causa directa del impacto y luego de una agonía de 7 días murió, dejando un enorme vacío en su familia y en la familia del automovilismo.
El mayor de sus hijos, Juan Eduardo, se sumió en un duelo personal que culminará este fin de semana, con la mente puesta en terminar la carrera que su padre, por cuestiones que sólo el destino entiende, dejó trunca.
“La idea se me cruzó en el mismo momento en que él falleció, luego de esos 7 días de agonía que tuvo mi padre y que fueron muy duros. Esto mitiga el dolor, la voluntad y valentía de hacer algo por lo que él dio la vida, que era toda su pasión. Soy su hijo, tengo su sangre, y por ende tengo el deber de terminar, es la única forma que encontré para tratar de estar en paz. Esta no va a ser una carrera para figurar, mas allá que sea mi debut, este es un homenaje como hijo mayor para con mi viejo”, matizó el mayor de los hermanos Gómez.
Con 26 años y la misma estirpe que su padre, Juan, se puso como meta arreglar el auto y dejarlo en condiciones para debutar en el Rally de Tilisarao. Luego de acomodar todas las cuestiones legales, comenzó a reconstruir el VW Gol. Daniel Salvagno, que era el motorista, le hizo un motor nuevo, Eduardo Rey, mejoró la jaula, y el equipo Prodriver, fue el cuarto eslabón entre los comprometidos en hacer este homenaje.
“Será un debut con todas las emociones juntas, por un lado me acongoja la nostalgia, también es tristeza y por otro las ganas de manejar ese auto, porque yo aún lo veo a mi padre allí sentado, es un templo, es místico. Entro al auto, me pongo los cinturones de seguridad y siento que está toda la energía de él. Aunque el auto lo armé yo, ese Gol siempre será el del “Negro Gómez”, ese auto tiene que seguir andando por caminos de rally”, comentó Juan, quien ira navegado por el experimentado Daniel Faure.
Ni para Juan, ni para su familia será fácil de conciliar el sueño la noche anterior al debut.
“Mi familia entiende la manera que tengo de pensar, porque con mi viejo tenia una relación de amistad, mas allá del vinculo padre e hijo, él era mi amigo. Mis hermanos y mi vieja sólo me pidieron que tenga la mayor prudencia. Lo mas importante es ir a disfrutar la carrera y compartirla con los seres queridos”, dijo.
Algo esta en claro, Juan sólo quiere rendir su homenaje. Luego de la carrera, cualquiera sea el resultado, seguirá ligado al automovilismo, pero no tiene definido en que categoría.
“Mi meta ahora es sólo el homenaje, la semana que viene determinaré que voy a hacer, seguramente voy a seguir ligado a esta pasión que nos inculcó mi viejo. Pero mi único objetivo es llegar a la rampa final, después me relajaré y veré con el equipo y mi familia los pasos a seguir”, finalizó.
El “Negro” Gómez dejó una huella profunda en el automovilismo provincial. Campeón en el 2004 y 2005 de la clase N1, fue uno de los pilotos más carismáticos y queridos del rally sanluiseño. Este fin de semana, a menos de un año de su muerte, Juan, tendrá el legado de terminar el rally que él no pudo. El motor del VW Gol retumbará en el cielo. Será su homenaje.

Share
Offers and bonuses by SkyBet at BettingY com
Seguinos en Twitter
Seguinos en Facebook