Rally de Misiones:Pasión y Locura

0
0
0
s2sdefault

Mauricio Sainz, copiloto de Sebastián Llamosas, corredor de Apóstoles, decidió compensar con su físico un desperfecto técnico del auto. Como se quedaron sin acelerador, decidió subirse al capot del vehículo y hacerlo funcionar desde allí, expuesto a un golpe sin ningún tipo de protección.

El presidente de la Asociación de Pilotos de Rally Misioneros, Ignacio Allende, explicó que el auto se quedó sin acelerador, luego de que se cortara el cable, por lo que su piloto decidió acelerar a mano.

“Peligroso es sin lugar a dudas”, dijo Allende, aunque indicó que no es la primera vez que ocurre algo similar en un torneo de la disciplina, en donde “el navegante hace lo que sea para llegar a la meta”. Además, afirmó que no existe una reglamentación para esa medida.

 

 

Share
Offers and bonuses by SkyBet at BettingY com
Seguinos en Twitter
Seguinos en Facebook