La reunión que dejó mucha tela para cortar

0
0
0
s2sdefault

La reunión fue convocada por el Automóvil Club San Luis, ACSL, en un principio para informar  los costos de cada competencia, pero el problema central no tardó en llegar a la mesa: el mal momento que atraviesa del rally provincial, además sirvió para que todos los componentes del Rally sanluiseño dieran su parecer.

En la sede del ACSL, estuvieron Rodolfo Zapata, presidente de la Federación Regional, Ángel Ruiz, presidente de la reflotada Asociación de Pilotos y Navegantes-APYN-, Ernesto Grillo y Mario Verdeguer, presidente y vice del ACSL, Luis Bertola, presidente de Automóvil Club Tilisarao y Carlos Gugliermo, presidente del Moto Club San Luis.

El factor económico es el desencadenante de este período oscuro que pega al rally sanluiseño. El costo para organizar un rally oscila entre los 35 mil y 40 mil pesos y no todos los clubes cuentan con el apoyo de los municipios para poder ser anfitriones de una fecha.

En lo deportivo el problema es mayor, la falta de sponsor y los elevados costos de los repuestos, hicieron mella en el parque automotor que no supera las 35 máquinas por competencia.

Con el problema identificado, el primer aporte lo hizo APYN, el grupo de pilotos que se hizo cargo de la Asociación, quien trabaja en estos momentos para conseguir aportes privados que puedan abaratar los costos. Además, le pidieron a Zapata una verificación y hasta una rectificación de los reglamentos de todas las categorías y tratar de unificar criterios y algunos elementos, como cubiertas y amortiguadores para bajar los presupuestos.

“Estamos en una crisis profunda, largan pocos autos y llegan menos del 40% al parque cerrado final. Los equipos bajan la calidad de los autos para mantener los costos pero así no se puede correr. Nosotros propusimos y vamos a concretar una comisión para estudiar los costos y los reglamentos, en donde cada clase tendrá un representante. Es imperioso que generemos dinero”, dijo Ruiz.

Grillo dio a conocer lo números que ellos manejan para brindar el servicio de cómputos en cada una de las competencias. “Queremos que todos sepan lo que hacemos, siempre buscamos lo mejor para el automovilismo. Nuestro servicio les sale a los clubes  11.200  pesos,  más  el  hospedaje y comida para 30 personas. Menos de eso es imposible cobrar por todo la infraestructura que movemos”.

“Este año tendremos que ir fecha a fecha y tratar de terminar el calendario”, expresó Zapata.

Otros temas importantes

Lo que cada uno dijo:

Mario Verdeguer como vicepresidente del ACSL :

“Siento la necesidad de exponer lo que está ocurriendo, me tocó lamentablemente vivir una intervención del automovilismo provincial y pretendo que eso no suceda nunca más. En estos momentos el rally no atraviesa un buen momento y alguien tiene que dar el primer paso”, dijo haciendo clara alusión a lo que sucede con el momento deportivo del rally.

Para Verdeguer una de las formas de comenzar a mejorar es que todas las patas de la estructura actúen con claridad: “Aprovecho esta reunión para hablar cara a cara con el presidente de la Federación, porque la gente del ambiente no le dice en la cara lo que piensa y yo, sin que lo tome a mal, le tengo que decir que lamentablemente la gente sostiene que usted maneja la Federación de manera unipersonal y despótica, que le Federación y los clubes se roban la plata y que el automóvil club San Luis cobra caro, eso está instalado en la opinión pública y no se puede negar. Para cambiar cada uno tendrá que poner su granito de arena, la importancia acá es de cuidar a los dirigentes, son una especie en extinción y son los primero s y los últimos que meten la mano al bolcillo para hacer las cosas”, finalizó.

En respuesta a los dichos de Verdeguer, Zapata dijo: “la gente puede decir que soy déspota y que actuó de manera unipersonal, pero soy el único dirigente que le dedico tiempo a esto, al margen de que no me quedo con un peso de la Federación, yo no cobro una moneda por mi tarea. La Federación está mejor que nunca, vamos a comprar los sensores y la posibilidad de tener nuestra propia camioneta. Los comentarios vienen de gente que nunca hizo nada por el automovilismo. Cuando haya una persona que trabaje más que yo, les entrego la presidencia”, puntualizó.

Con la reunión aún caliente, Zapata anunció que se iba porque tenía compromisos ineludibles, sin pestañar, Verdeguer desenfundó la última pregunta. "Señor presidente, me gustaría saber que paso con el técnico Carlos Alagia?".

A lo que Zapata respondió: "Ese señor está 'enfriado', en San Martín intentó hacerme quedar mal, es muy soberbio y repercute en la gente, era mucho el enfrentamiento que tenía por causa de él".

Sacando en limpió, con estas palabras lo que se desprende es que Zapata le dio la derecha a los reclamos de los excluidos y no a su propia gente. Además fue unánime el apoyo de los clubes para con el técnico Carlos Alagia, y varios sostuvieron que tiene que volver o en todo caso poner a alguien que ayude al actual técnico, Lito Cerizola.

La promesa final fue juntarse dentro de 10 días para que comience a trabajar la comisión que va a estar integrada por los presidentes y vice de todos los clubes. Lo más importantes es que el problema está asumido y los responsables tratarán de revertir la situación. Aunque el ánimo quedó caldeado y fueron muchas las especulaciones periodísticas en distintos medios durante la semana, que lo único que hizo fue tensar aún más la relación entre clubes y federación.

Por ahora hay calma, esperemos que no sea la misma que precede a la tormenta.

Share
Offers and bonuses by SkyBet at BettingY com
Seguinos en Twitter
Seguinos en Facebook