Citroen Total World Rally Team

0
0
0
s2smodern

Los resultados hablan por sí solos: Campeonato de Marcas en 2003, 2004, 2005, 2008, 2009 y 2010, además de ser el equipo que está detrás de los siete títulos mundiales de Loeb. Citroën sigue siendo la formación a la que todos quieren vencer.

Todo esto ha pasado en los últimos años. Antes de 1996, Citroën había conseguido pequeños éxitos al nivel más alto de los rallyes, centrando toda su atención en la resistencia off-road con su coche ZX Rally Raid. A mediados de los años 90 Citroën cambió su punto de interés hacia los rallyes. Los tempranos desarrollos en 1996 y 1997 se centraron en el ZX, con el que el crac del asfalto, Jesus Puras, consiguió el título nacional el mismo año. En 1998, se desarrolló el nuevo Xsara y un año más tarde se empezó a diseñar el World Rally Car.

El Xsara debutó en el WRC en Catalunya el 2001. Su comienzo no dejó indiferente a nadie, con Puras y el piloto de tests Philippe Bugalski en la primera línea hasta que se retiraron por problemas mecánicos. Bugalski fue sexto sobre la tierra de Grecia, pero el coche demostró todo su potencial en el asfalto con Puras que fue líder del Sanremo y ganador de la prueba de Francia. Mientras, un joven llamado Sebastien Loeb ganó el título Súper 1600 con un Citroën Saxo y se unió al equipo, con un segundo puesto en Sanremo.

En 2002, Citroën disputó ocho pruebas del WRC porque quería centrarse más en el desarrollo del coche, para disputar la temporada completa en 2003. Los primeros resultados eran variados antes de que los beneficios de los test obtuvieran su recompensa con una gran actuación en el Rallye Safari, aunque fue otra vez en asfalto donde Loeb y Citroën brillaron. Sebastien ganó en Alemania.

En 2003, Loeb se enfrentó a las estrellas de la alineación del equipo, incluyendo a Carlos Sainz y Colin McRae, pero el equipo apoyó su juego incondicionalmente y así Loeb peleó contra el Subaru de Petter Solberg por el título y ayudó al equipo a conseguir su primer trofeo de marcas. Citroën prometió a Loeb la corona de pilotos en 2004 y le apoyó al cien por cien, el resultado es que disputó una de las campañas con el dominio más absoluto en la historia del WRC.

Los trabajos fuera de temporada con el nuevo C4 WRC hicieron pensar que quizá Citroën podría ser superado en 2005, pero su renovado interés, los neumáticos Michelin y la fabulosa campaña de Loeb marcaron récords en el WRC (10 victorias para Loeb, 11 para Citroën) y sucesivos triunfos (seis para Loeb), así como también los dos títulos.

La temporada WRC 2006 representó para Citroën un año de ausencia. En su lugar, los líderes en el campeonato de marcas era la formación privada Kronos Racing, con un Xsara WRC con especificaciones del 2006 actualizadas. Sebastien Loeb consolidó su tercer título mundial consecutivo, pero Ford superó a Citroën y ganó el título de marcas.

En 2007 regresó la formación completa de Citroën Sport, y esta vez con el tan esperado C4 WRC. Loeb seguía marcando récords, y Dani Sordo le apoyaba con el segundo C4. Aunque Loeb ganó ocho rallyes y su cuarto título consecutivo, Citroën no pudo evitar que Ford se llevara por segundo año consecutivo el título de marcas.

En 2008, Citroën, Loeb, Sordo y el C4 WRC regresaron a la caza del título y esta vez lucharon al máximo en todos los campeonatos; con récords en todos partes donde compitieron. Loeb sumó a su palmarés el quinto título consecutivo durante la penúltima carrera en Japón y batió su propio récord de victorias conseguidas en una temporada con su onceavo triunfo en Gran Bretaña. Mientras, Citroën superó a Ford y ganó el título de marcas en la última prueba.

Los éxitos continuaron en 2009, cuando Citroën eludió una pelea por parte de Ford en la segunda mitad de la temporada para conseguir el quinto título de marcas durante la penúltima carrera del calendario. Por su lado, Loeb completó el doblete con el título de pilotos ? el sexto ? en la prueba final de Gran Bretaña.

A pesar de haber hablado sobre una posible retirada, Loeb continuó al frente de la formación de Citroën y otra vez ganó el título después de sumar puntos en las 13 pruebas del 2010. Mientras Loeb brillaba, Sordo luchaba al máximo sin suerte y pronto le relegó el crac de Citroën Júnior Team, Sebastien Ogier, que sustituyó al español en las últimas pruebas de tierra de la temporada. La mala suerte de Sordo, sin embargo, no supuso ninguna barrera para el título de marcas, que conseguía su equipo por sexta vez.

Share
Offers and bonuses by SkyBet at BettingY com
Seguinos en Twitter
Seguinos en Facebook